#SHOWUSYOURUNIFORM #MYPERSONALUNIFORM #DRESSNOBLE

El Nuevo Herald

Posted: Jul 15 2014

 http://www.elnuevoherald.com/2014/07/11/1797162/dress-noble-un-negocio-financiado.html

 

IVONNE GÓMEZ
IGOMEZ@ELNUEVOHERALD.COM
En una de las paredes, frente a las máquinas de coser, Rosa González, costurera de Dress Noble, en Miami Beach, tiene pegadas en orden varias hojas de cuaderno, en las que, escritas a mano y ordenadas en columnas, a manera de diccionario, se leen palabras en español frente a sus significados en inglés: Pequeño: Small, Corto: Short...

Fue la mejor forma de saltar la barrera del idioma que encontraron González, de 56 años, nacida en Cuba, y Ashley Liemer, de 29, de Miami, fundadora y directora creativa de esta compañía, cuya división, Noble Uniforms, se especializa en confeccionar uniformes para hoteles y restaurantes de lujo, en los que se mezcla un exquisito sentido de la moda y la funcionabilidad.

Desde allí se diseñan y se sacan los patrones para los uniformes que se confeccionan de manera exclusiva para clientes de todo el país, como The Brice Hotel, en Savannah Georgia; The Ludlow Hotel, en Nueva York; The Amara Resort & Spa, en Santa Barbara; y a nivel local en The Standard Hotel, The Soho Beach House, Mandarin Oriental y The Setai, entre la larga lista.

Todavía colgados en sus ganchos quedan algunos modelos en amarillo pastel confeccionados para el recién inaugurado Hilton Cabana Miami Beach, y las camisas a cuadros, los jeans y delantales para los empleados del restaurante francés L'echon Brasserie, ubicado dentro del mismo hotel.

“Se trata de que los uniformes sean tan vestidores que los empleados los puedan usar para otras ocasiones, cuando salen del trabajo y no tienen tiempo de cambiarse, que no se sientan incómodos”, comentó Liemer del concepto de sus diseños que se trabajan como un elemento más de la decoración de cada lugar.

Liemer, cuyo rostro es familiar en las páginas sociales de Miami, contruyó su negocio puntada a puntada, después que renunció a su trabajo en una compañía de financiación de hipotecas, propiedad de su familia, al no sentirse realizada en esa profesión.

“Empecé la compañía sola, sin apoyo financiero de familiares o amigos, ni siquiera un dólar de la buena suerte”, contó Liemer, de 29 años.

Pocos meses después, pudo contratar a González, su empleada más antigua, quien recién había llegado de Cuba.

“Teníamos que cortar los patrones en el piso”, recordó González, quien a pesar de las limitaciones del idioma se entiende a la perfección con Liemer. Además, ha sido testigo de cómo ha crecido la compañía, de una mesa mínima, a un taller con máquinas de coser, mesas de cortar y de dibujo, una oficina y una pequeña boutique a la entrada. Todo sumado a una nómina de siete empleados.

“Es un sentimiento increíble el poder mantenerme y, al mismo tiempo, apoyar directamente a siete hombres y mujeres con la industria de ropa’’, destacó Liemer.

El nivel de producción puede variar de 5 a 5,000 unidades por proyecto. Los patrones se hacen en el taller y luego se encarga la confección a talleres de costura en Miami, Hialeah y Nueva York.

Graduada, en el 2006, en finanzas en la Universidad de Miami, con una especialización en arte, Liemer se hizo experta en los secretos de la alta costura como aprendiz de la diseñadora de trajes de novia Mika Inatome, en Manhattan.

En el 2010, la contrataron para que se hiciera cargo del servicio de sastrería y alteraciones en Marks Quality Cleaners, una lavandería abierta desde 1953, en Miami Beach. Desde allí, construyó su propio taller y lanzó la primera división de su compañía, Noble Experiment, una línea masculina de camisas y otra de trajes de noche para mujer, sumada a la división de alteraciones y de Noble Uniforms.

“Comencé por encargarme de las alteraciones en un espacio mínimo, luego llegué a un trato con los propietarios de la lavandería, de que me dejaran un espacio más grande para abrir mi negocio y yo les daba a cambio un porcentaje de mis ganancias. Así no tuve necesidad de una inversión”’, contó Liemer, quien recuerda que tuvo su primera máquina de coser de juguete a la edad de 5 años.

La misma lavandería se mudó a otro edificio, donde ella, en la actualidad, renta un espacio más grande, pero que ya le queda pequeño a su compañía. Dress Noble cuenta con varias costureras, un ilustrador y un especialista en corte de patrones, la mayoría de origen hispano.

Ashley Lloret, de ascendencia cubana, graduada en diseño en Parsons School of Design, es la directora de operaciones.

Junto con Lloret, Liemer elabora sus propuestas de diseño para los uniformes, con la misma minuciosidad que se elabora una colección de moda. Hay un modelo y materiales acordes para el rol de cada empleado, desde el personal del aseo, de la recepción, la piscina o el spa, los cuales presentan en una serie de detalladas inlustraciones.

“Trabajamos los diseño en conjunto con el diseñador de interiores del lugar y presentamos nuestra propuesta acorde’’, explicó.

El próximo proyecto de Liemer es sacar su primera colección cápsula de moda “ready to wear’’.

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2014/07/11/1797162/dress-noble-un-negocio-financiado.html#storylink=cpy

 

 

More Posts

Uniformly Noble...We believe in a priveledge to dress in quality and style. We create authentic garments, seeing fashion within the context of lifes limitless possibilities. Join our movement. Show us your uniform. Dress Noble.

SEARCH THIS STORE